La Plata, Berisso
Bienvenidos
10 años

de experiencia

Brindamos nuestro servicio de asesoramiento, acompañamiento y consultoría jurídica con excelencia, total dedicación y trato personalizado. A tal fin ponemos a su disposición todos nuestros recursos con el objeto de alcanzar un resultado óptimo en la resolución de su conflicto, en el menor tiempo posible.

El Estudio Jurídico María Pía Baccega cuenta con un plantel de profesionales -equipo interdisciplinario- cuyos servicios son puestos a vuestra disposición para asesorarlo con eficacia, dedicación y responsabilidad sobre cuestiones judiciales y extrajudiciales.

0
Causas
0
Clientes
0
Especializaciones
0
Honores y Recomendaciones

Nuestras especialidades

Nuestro estudio jurídico tiene como misión y función el trato, contención y acompañamiento dentro del proceso judicial o extrajudicial de la persona. Sostenemos que el trato personal y la contención hacen a nuestra labor distintiva.
Derecho de Familia
Asesoramos y acompañamos en los conflictos inter familiares siempre intentando arribar a un acuerdo justo y humano.
Derecho Laboral y Accidentes de Trabajo
Asesoramos al trabajador con el fin único de lograr un acuerdo justo y beneficioso, velando siempre por sus derechos y libertades
Derecho al Consumidor
La relación de consumo tiene como lugar más desprotegido a la persona adquiriente de bienes y servicios, en éste caso nos avala la expertis.
Derecho Civil
Desde la concepción hasta el fin de los días ejercemos éste Derecho en el marco de la ética y la moral, protegiendo las relaciones contractuales y extracontractuales. Tales como sucesiones, contratos y accidentes de tránsito.
Derecho en Discapacidad
Aplicamos nuestra basta experiencia en el marco de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
Derecho Administrativo
Iniciación de reclamaciones administrativas judiciales y extrajudiciales.

Áreas de acción laboral

12

Siendo ésta una de las áreas con mayor carga emocional y por tanto un proceso complejo para nuestro cliente, nos enfocamos especialmente en brindar un acompañamiento y compromiso confiable, dando información clara y precisa sobre las posibles soluciones y las más convenientes para el consultante y su entorno familiar.

 

En el campo del Derecho de Familia, nos abocamos al asesoramiento en divorcio vincular, separación personal, alimentos; régimen de cuidado personal, régimen de comunicación con los hijos y demás cuestiones atinentes a las relaciones familiares.

 

En el ámbito Civil, nuestro estudio hace especial hincapié en los casos relacionados con accidentes de tránsito, mala praxis profesional y daños y perjuicios, teniendo acumulada experiencia en la materia.

Asimismo nuestra estructura cuenta con especializaciones en materia de contratos y sus consecuentes incumplimientos de los mismos.

Nos especializamos con amplia experiencia en Sucesiones Ab Intestato y Testamentarias, brindando un beneficio de pago en el desarrollo del proceso muy accesible y cómodo para el cliente.

 

Nuestro Estudio brinda un asesoramiento ilimitado respecto a cuestiones jurídicas relacionadas con su actividad comercial o profesional en el ámbito de las relaciones del trabajo, ofreciendo para su beneficio la posibilidad de integrarse a nuestra lista de clientes, obteniendo servicio exclusivo y accesible en todo momento.

 

 

Pymes- Convenios Colectivos. Conciliaciones Laborales. Intercambio telegráfico. Seguimiento de causas. Conflictos Sindicales. ACCIDENTES DE TRABAJO (ART) Enfermedades inculpables, Acciones preventivas, Servicios empresariales relacionados con contratos (Civiles o Comerciales).-

Indemnizaciones- Despidos- Accidentes- Discriminación. Acoso laboral. Trabajo en negro o parcialmente registrado-.

 

En el área comercial, nos hemos desarrollado en la dedicación especifica de asesoramiento empresarial y comercial.

En materia de Derecho de la Discapacidad el estudio jurídico tiene una gran experiencia donde siempre sostuvo el patrocino de los derechos de las personas vulnerables ante el sistema de salud, educación, trabajo, etc. y el Estado.

Brindamos asesoramiento en las diversas relaciones de consumo individuales y colectivas acompañando en su caso en el reclamo judicial o extrajudicial.

01

Asesoramiento

Asesoramos personalmente con dedicación y trato digno.

02

Atención Personalizada

Nuestro equipo atiende personalemte al cleinte.

03

Inmediatéz

Sostenemos desde el inicio que el contacto inmediato con la persona y su conflicto merece ésta forma de atención.

Preguntas
Frecuentes

Suele ocurrir que al trabajador no se le permita ingresar al lugar de trabajo. A veces se alega que ha sido despedido o suspendido y que está en camino el telegrama con la respectiva comunicación.

Si el trabajador está registrado debe mandar un telegrama manifestando que no se le ha permitido ingresar al trabajo e intimando al reintegro bajo apercibimiento de considerarse despedido.

Muchas veces el trabajador teme que si se retira lo pueden despedir por abandono de tareas. Pero según la Ley de Contrato de Trabajo, para poder despedir por abandono de tareas hay que enviar un telegrama intimando al trabajador a volver al trabajo. De modo que, mientras ese telegrama no haya llegado (y si lo mandan el trabajador contestará que no lo dejaron entrar), no hay posibilidad de abandono. No sirve para nada quedarse de plantón en la puerta.

Es muy común que los trabajadores piensen que quedarán protegidos si concurren a la comisaría a dejar constancia de que no los dejan entrar. Esa actuación es abstracta, porque el policía que lo atiende se limita a dejar constancia de lo que el trabajador le dice, pero no certifica que concurrió a trabajar ni que no lo dejado entrar, porque no estuvo ahí.

Si el trabajador está en negro, antes de mandar esa intimación tiene que solicitar que lo registren, (ver “estoy en negro”).

En todos los casos es conveniente que el telegrama lo redacte un abogado.

Los trabajadores no registrados, conocidos popularmente como “en negro” pueden mandar una intimación al patrón para que se los registre, indicando en la misma todos los datos de la relación (fecha de ingreso, tareas, sueldo). De esa intimación es obligatorio mandar una copia a la AFIP. Por eso es necesario que esta intimación sea redactada por un abogado especialista.

En qué momento puede mandarse el telegrama y qué puede pasarle al trabajador

El trabajador puede cursar este telegrama en cualquier momento, haya pasado poco o mucho tiempo que está en esta situación. Si lo han despedido verbalmente, es necesario que lo mande en forma mas o menos inmediata, porque si deja pasar demasiado tiempo pierde su derecho. La intimación del trabajador despedido verbalmente nunca debe hacer referencia a ese despido, porque el único medio válido de notificar el despido es por escrito.

Entonces, previamente a reclamar que lo reintegren, hay que reclamar que lo registren legalmente.

La respuesta siempre va a ser NO

Hay que tener en cuenta que nunca o casi nunca el empleador acepta registrar al trabajador, siempre la respuesta será que desconoce la relación laboral.

Es muy importante tener en cuenta que con esta negativa al trabajador no le quedará más remedio que considerarse despedido y deberá iniciar un juicio. Esa es la consecuencia inevitable del reclamo, y significa perder el trabajo e iniciar un juicio. Si bien la ley castiga con indemnizaciones muy altas esa conducta patronal, el trabajador que continúa trabajando debe medir el momento en que se decide a intimar porque automáticamente se queda sin trabajo.

El empleador debe pagar una indemnización al trabajador despedido, pero si media una causa suficientemente grave queda liberado de pagar tal indemnización.

Claro que muchas veces la causa no existe, y se usa como una forma de desprenderse del trabajador sin tener que pagar.

Otras veces se trata de hacer aparecer como de mucha gravedad una situación que no justifica el despido.

En esos casos, el trabajador debe remitir un telegrama rechazando las razones del despido, exponiendo sus argumentos defensivos.

También debe intimar al pago de las indemnizaciones, haciendo notar que si no le pagan, cosa que es muy probable que ocurra, accionará judicialmente y reclamará el pago de una sanción que la ley contempla en estos casos.

Recordemos que es conveniente que el telegrama lo redacte un abogado.

Ya se sabe que a los patrones no les gusta que sus empleados tomen licencia por enfermedad, y eso suele dar lugar a controversias, cuando el médico control de la empresa pretende darle el alta al trabajador contra la opinión del médico tratante del trabajador.

Es una situación difícil, porque la patronal pretenderá no pagar los días de las inasistencias que considera injustificadas, e incluso puede amenazar al trabajador con despedirlo por falta de trabajo.

En estos casos, el trabajador puede solicitar la intervención de una oficina que tiene el Ministerio de Trabajo de la Provincia para obtener un dictamen de un médico imparcial. Si bien el concurrir a esa instancia no es obligatoria, la negativa del empleador a participar de la misma genera una presunción en contra.

El trabajador que se jubila por invalidez tiene derecho a una indemnización igual a la que se paga por despido, es decir, un mes de sueldo por cada año trabajado o fracción mayor de tres meses.

Una vez que le ha sido otorgado el beneficio, el trabajador debe comunicar a la patronal que deja de trabajar por esa circunstancia, acreditar la invalidez con el acta de la Comisión Médica que así lo declare y a partir de ese momento es acreedor a la indemnización.

Hay casos en los que el trabajador, pese a estar incapacitado tiene edad y años de servicios para acceder a la jubilación ordinaria. En ese caso no corresponderá la jubilación por invalidez, pero si está incapacitado en forma absoluta para el trabajo igual puede cobrar la indemnización.

El trabajador que se jubila por invalidez tiene derecho a una indemnización igual a la que se paga por despido, es decir, un mes de sueldo por cada año trabajado o fracción mayor de tres meses.

Una vez que le ha sido otorgado el beneficio, el trabajador debe comunicar a la patronal que deja de trabajar por esa circunstancia, acreditar la invalidez con el acta de la Comisión Médica que así lo declare y a partir de ese momento es acreedor a la indemnización.

Hay casos en los que el trabajador, pese a estar incapacitado tiene edad y años de servicios para acceder a la jubilación ordinaria. En ese caso no corresponderá la jubilación por invalidez, pero si está incapacitado en forma absoluta para el trabajo igual puede cobrar la indemnización.

page-01
Quadama
Marketing Manager

Excelente asesoramiento

page-03
Berisso
page-06
Synergia
Coworking Space

últimas noticias

Si tenés algún problema legal en tu vida…

Podemos ayudarte

horario de trabajo

Lunes, Miércoles y Viernes de 17hs a 20hs

ubicación

Berisso, La Plata, Buenos Aires
Teléfono: +549(221)524-8258
Email: mp.baccega@gmail.com

WhatsApp chat